Brindamos un espacio donde el niño disfruta la construcción de aprendizajes, habilidades y actitudes dentro de un entorno de respeto y amistad que favorece su crecimiento integral y su autonomía.

Entendemos el aprendizaje como un proceso, más que como un resultado “todo aprendizaje consiste en una serie  de  acciones  orientadas   hacia  determinadas  metas”. Estas  acciones  involucran   la  totalidad  de  la  persona humana. Estas acciones o conductas son toda  reacción del ser humano ante estímulos externos e internos,  en su  permanente  adaptación  al  medio.  Se  trata  de  acciones  simbólicas: analizar,  relacionar,  generalizar; operaciones  manuales: manipular objetos,  reunir  materiales, movilizarse;  así  como  sentimientos,  valores  y formas  de  relación  con  el  medio  social.

Una persona aprende cuando se plantea dudas, formula hipótesis, retrocede ante ciertos obstáculos, llega a conclusiones  parciales,  siente  temor  a  lo  desconocido,  manipula  objetos,  verifica  en  una  práctica  sus conclusiones.  Es  decir ,  cuando  se  producen  modificaciones,  reestructuraciones  en  su  conducta  (Rodríguez Azucena,  1976).

A través de una evaluación detallada de los siguientes aspectos se identifica el desarrollo integral de los niños:

  • Desarrollo de la Autonomía
  • Desarrollo Sociomoral
  • Desarrollo de Lenguaje: Español
  • Desarrollo del Inglés como Segunda Lengua
  • Desarrollo del Pensamiento Matemático
  • Desarrollo del Pensamiento Científico y Ciencias Naturales
  • Desarrollo del Conocimiento de la Historia, Geografía y Civismo
  • Desarrollo de la Sensibilidad Artística
  • Desarrollo Motor

A través de una entrevista personalizada entre los padres del niño y su maestro(a) se analizan a detalle cada uno  de  los  aspectos  anteriores  y  se  identifican  áreas  de  mejora  para  su  aprendizaje.  Lo  cual  asegura  un  servicio personalizado  de  calidad.

Representando el mundo
a través de nuestros ojos