Socioconstructivismo

El conocimiento se construye a partir del conocimiento previo y de la interacción cultural-social a través de la cual los individuos aprenden, crean o construyen su propio conocimiento al actual con y en el mundo.

 

Un poco de historia

La  mayoría  de  nosotros  fuimos  educados  en  sistemas  tradicionalistas,  así  que podemos hablar por experiencia, más que por teoría, de ciertos principios básicos con  los  que  fuimos  educados,  tales  como  el  que:

El  niño  tiene  un  rol  pasivo  en  el  salón  de  clases.  El  maestro  es  el  que  proporciona  los conocimientos,  actividades  y  actitudes  a  los  niños.

Ésta educación tradicional continúa hasta nuestra época; pero teóricos desde tan temprano como el año 1890 han intentado  ver más allá en los  fines  y métodos de la educación.  Ejemplos  de  ello  son  grandes  educadores  como  John  Dewey ,  María Montessori  y  Freinet,  entre  otros,  todos  considerados  pioneros  de  la  Nueva  Escuela, la cual intenta situar al alumno en el centro del proceso de aprendizaje y guiarlo a través  de  la  experiencia  directa.

Pero  es  con  Piaget  que  se  revoluciona  el  concepto  del  niño  como  constructor  y  no  receptor  del  aprendizaje.

La  educación  constructivista  toma  su  nombre  partiendo  de  la  investigación  de  Piaget  sobre  el  desarrollo intelectual  de cientos de niños, con la  cual demuestra que ellos interpretan activamente sus experiencias en el mundo  social  y  físico  y  así  es  como  construyen  sus  conocimientos.

Su  obra  es  muy  amplia,  pero  las  más  grandes  aportaciones  de  Piaget  a  la  educación  fueron  las  etapas  del desarrollo  intelectual,  los  elementos  del  proceso  intelectual  y  sus  principios  sobre  como  se  construye  el aprendizaje.  La  innovación  de  Piaget  consiste  en  que  no  estaba  de  acuerdo  con  la  teoría  de  los  autores  de  su  tiempo que opinaban que el conocimiento es un grupo de información  adquirida, autores que pensaban que la  mente del niño era un simple recipiente para llenar de información. Para Piaget, saber o conocer algo, significa actuar sobre ello  con  acciones  tanto  físicas  como  mentales  o  ambas.  En  resumen  es  un  proceso  o repertorio  de  acciones significativas,  en  vez  de  un  inventario  de  información  archivada.

Ésta  interacción  con  su  medio  genera  en  el  niño  estructuras  sobre  las  cuales  se  construyen  nuevos  conocimientos.

Posteriormente  otros  pensadores  como  Bruner ,  Ausubel,  Vygotsky  y  sus  discípulos  retomaron  las  aportaciones  de Piaget  en  Psicología  Cognitiva  y  de  Kant  en  Gnoseología  para  desarrollar  la  corriente  educativa  conocida actualmente  como  el  Socioconstructivismo.

El  Socioconstructivismo  afirma  que  el  conocimiento  se  construye  y  se  basa  no  sólo  en el  conocimiento  previo,  sino  en  la  interacción  cultural  y  social  en  donde  los  individuos aprenden,  crean  o  construyen  su  propio  conocimiento  al  actuar  con  y  en  el  mundo.  Los individuos  aportan  su  nivel  de  madurez,  motivación,  disciplina  personal,  dote biológica de capacidades innatas  y predisposición o estilos de aprendizaje al trabajo de  construir  esquemas  a  partir  de  sus  interacciones  con  el  medio ambiente.

A  medida que  ocurre  este  proceso,  los  niños  desarrollan  estructuras  que  forman  una organización mental y actúan como las herramientas con las cuales se construye el conocimiento.

La  orientación  educativa  socioconstructivista  parte  del  desarrollo  sociomoral  del niño, logrando como resultado el desarrollo de su autonomía moral, reflejada en el área intelectual,  social  y afectiva y es en base a estos fundamentos  teóricas  sobre las cuales  se  ha  levantado  la  filosofía  y  metodología  del  Instituto  Nezaldi.